El Credo Atanasiano

[Lectura alternativas en casillas] (ca. 325 A.D.)
(QUICUNQUE VULT)
1. Todo aquel que ha de ser salvo, antes de todas las cosas es necesario que practique la fe Católica.
2. Tal Fe la Cual excepto todos la observen completa y sin macula, sin duda han de perecerá eternamente.
3. Y la Fe Católica es esta: Que adoramos a un Dios Trino, Una Trinidad en Unidad,
4. No confundiendo las personas, ni dividiendo la Substancia [Esencia].
5. Porque Una es la Persona del Padre, otra la del Hijo, y otra la del Espíritu Santo.
6. Pero la Divinidad del Padre, la del Hijo, y la del Espíritu Santo, es todo una, la Gloria igual, la Mejestidad co-eterna.
7. Tal como el Padre es, así es el Hijo, y así es el Espíritu Santo.
8. El Padre no es creado, el Hijo no es creado, y el Espíritu Santo no es Creado.
9. El Padre incomprensible[ilimitado], el Hijo incomprensible [ilimitado], y el Espíritu Santo incomprensible [ilimitado].
10. El Padre es eterno, el Hijo es eterno, y el Espíritu Santo es Eterno.
11. Y ellos no son tres eternos, pero Un Eterno.
12. Como tampoco existen tres incomprensibles [ilimitados], ni tres no creados, pero si uno no creado, y uno incomprensible.
13. Por lo que de la misma manera el Padre es Todopoderoso, el Hijo es Todopoderoso, y el Espíritu Santo es Todopoderoso.
14. Y tampoco son tres Todopoderosos, pero un Todopoderoso.
15. Por lo tanto, el Padre es Dios, El Hijo es Dios, y el Espíritu Santo es Dios.
16. Y tampoco existen tres dioses, pero un solo Dios.
17. Por lo tanto, de igual manera el Padre es Señor, el Hijo es Señor, y el Espíritu Santo es Señor.
18. Y tampoco existen tres Señores, pero un solo Señor.
19. Por lo que estamos obligados por la verdad Cristiana: a reconocer cada Persona por si misma para ser igualmente Dios y Señor,
20. Por lo cual estamos prohibidos por la Religión Católica, decir, que hay tres Dioses, o tres Señores.
21. El Padre no es ni creado ni engendrado.
22. El Hijo es el único del Padre, no hecho, ni creado, pero engendrado.
23. El Espíritu Santo es del Padre y del Hijo, no es hecho, ni creado, ni engendrado, pero procedente.
24. Por lo tanto, existe un Padre, no tres Padres, un Hijo, no tres Hijos, un Espíritu Santo, no tres Espíritus Santos.
25. Y en esta Trinidad ninguno es antes del otro, o después del otro; ninguno es mas grande, o menor que otro.
26. Pero las tres Personas completas son co-eternas juntas y co-eguales.
27. Por lo tanto en todas estas cosas, como ya ha sido mencionado, La Unidad en Trinidad y la Trinidad en Unidad debe ser Adorada.
28. Por lo que aquel que será salvo, debe pensar en la Trinidad.
29. Tanto mas, es necesario para la salvación eterna que también se crea correctamente en la Encarnación de nuestro Señor Jesucristo.
30. Porque la verdadera Fe es, lo que creemos y confesamos, que nuestro Señor Jesucristo, el Hijo de Dios, es Dios y Hombre;
31. Dios, en la substancia [Esencia] del Padre, engendrado antes de l(os) mundo(s); y hombre, en la substancia [Esencia] de su Madre, nacido en el mundo;
32. Perfecto Dios y perfecto Hombre, de un alma razonable y subsistiendo en carne humana;
33. Igual al Padre, en lo concerniente a su Divinidad; e inferior al Padre, en lo concerniente a su Humanidad.
34. Quién aunque siendo Dios y Hombre, aún así el no es dos, pero un Cristo;
35. Uno, no por la conversión de la Divinidad en carne, pero por tomar la asunción de humanidad sobre Dios;
36. Uno en todo, no por la confusión de Substancia [Esencia], pero por la unidad de Persona.
37. Por lo que el alma razonable y la carne son un hombre, así Dios y Hombre es un Cristo.
38. Quién sufrió por nuestra salvación, descendió al infierno [Hades, mundo de los Espíritus], se levantó otra vez al tercer día de entre los muertos.
39. Ascendió al cielo, se sentó a la diestra del Padre, Dios [Dios el Padre] Todopoderoso,
40. De donde vendrá a juzgar a los vivos y los muertos.
41. Y a su venida todos los hombres se levantaran con sus cuerpos
42. Y darán cuenta por sus obras.
43. Y los que hicieron lo bueno irán a la vida eterna, y los que hicieron lo malo a fuego eterno.
44. Esta es la fe Católica, la que excepto un hombre crea fielmente [verdadera y firmemente], no puede ser salvo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *