Los tiempos de vacas flacas para los hijos de Dios

(Flp 4.11-12) “… he aprendido a contentarme,

cualquiera que sea mi situación.

Sé vivir humildemente, y sé tener abundancia;

en todo y por todo estoy enseñado,

así para estar saciado como para tener hambre,

así para tener abundancia como para padecer necesidad.”

Lectura (Génesis 41.15-36)

Descargar presentación aquí

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *