La ira sin pecado

(Ef 4.26) “Airaos, pero no pequéis…”

Descargar presentación aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *