¿Dios oye y ayuda siempre a los suyos?

(Isa 59.1) 
«He aquí que no
se ha acortado
la mano de
Jehová para salvar,
ni se ha agravado
su oído para oír…»

Descargar presentación aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *