Compartir la palabra de Dios junto con una vida consecuente impacta la vida de otros

(1 Tes 2.1)
“… sabéis,
hermanos,
que nuestra
visita a
vosotros
no resultó
vana…”
Descargar presentación aquí