VIII. EL LIBRO DE JOSUÉ. El pecado aleja la bendición de Dios y la santidad la acerca

Jos. 7.11-12 “Israel ha pecado… no podrán hacer frente

a sus enemigos…”

Lectura: Josué 7.1-26

 

Descargar presentación aquí

Descargar audio aquí

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.

La ira sin pecado

(Ef 4.26) “Airaos, pero no pequéis…”

Descargar presentación aquí

Tratando el pecado ajeno y el propio de forma correcta

(Mt 9.13) “Id y aprended lo que significa:
Misericordia quiero y no sacrificio.
Porque no he venido a llamar a justos,
sino a pecadores, al arrepentimiento.”
Descargar presentación aquí

El reconocimiento del pecado propio

(Apocalipsis 2.1-7)

1 Escribe al ángel de la iglesia en Éfeso: El que tiene las siete estrellas en su diestra, el que anda en medio de los siete candeleros de oro, dice esto:

2 Yo conozco tus obras, y tu arduo trabajo y paciencia; y que no puedes soportar a los malos, y has probado a los que se dicen ser apóstoles, y no lo son, y los has hallado mentirosos;

3 y has sufrido, y has tenido paciencia, y has trabajado arduamente por amor de mi nombre, y no has desmayado.

4  Pero tengo contra ti, que has dejado tu primer amor.

5  Recuerda, por tanto, de dónde has caído, y arrepiéntete, y haz las primeras obras;  pues si no, vendré pronto a ti, y quitaré tu candelero de su lugar, si no te hubieres arrepentido.

6 Pero tienes esto, que aborreces las obras de los nicolaítas, las cuales yo también aborrezco.

7 El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias. Al que venciere, le daré a comer del árbol de la vida, el cual está en medio del paraíso de Dios.

Descargar presentación aquí