La falta de discernimiento

(Mal 3, 18) Entonces os volveréis, y discerniréis la diferencia entre el justo y el malo, entre el que sirve a Dios y el que no le sirve.

Descargar presentación aquí